La Tiendita de Lupita

Entre que atiendes a clientes y proveedores, es normal que descuidemos un poco nuestra tiendita. Este era el caso de Lupita, nuestra amiga y tendera favorita que sentía que necesitaba un cambio. Así que fuimos a su negocio a ver qué podíamos hacer. La ayudamos en lo siguiente:

1. La forma de exhibir precios. 
Lupita tenía la costumbre de ponerle precio a cada uno de sus productos. ¡Y esto le tomaba horas! La solución era simple. Una cenefa en sus muebles le permitiría poner un solo precio para todos sus productos. 

2. El acomodo y el frenteo. 
Notamos que sus cllientes le preguntaban dónde estaba cualquier producto que se les viniera a la cabeza. Y eso le consumía mucho tiempo a Lupita. La solución que aplicamos fue la de implementar accesoios para señalar dónde estaba cada cosa. 

Con estos dos simples cambios la tiendita de Lupita pasó a ser un minisuper. No podía estar más feliz. 

Te dejamos la lista de accesorios que usamos en su tiendita para que te inspires y renueves la tuya.